Este 2020, por motivos de calendario, los propósitos del 8 de marzo se verán reflejados un día después, el 9 de marzo, o #9M. Para la fecha se ha convocado a un paro nacional bajo la consigna: “El nueve ninguna se mueve”.

En particular, en México el problema con los derechos de las mujeres no tiene que ver con el reconocimiento en la ley, sino con todo aquello que nunca se pone en práctica: la igualdad de derechos y oportunidades. Eso sumado un contexto mundial de machismo, sexismo, explotación y violencia.

Y justo esta última, la violencia, es la que más preocupa y ocupa los esfuerzos de este año. Porque sí, la violencia nos ha rebasado. Según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en México cada 15 minutos matan a una persona. Y en términos particulares para las mujeres, se estima que hay 10.5 feminicidios al día.

Peor aún, según datos recabados por la periodista y activista Frida Guerrera, en lo que va del 2020 hubo más de 250 feminicidios en México y 20 fueron cometidos contra niñas menores de 14 años.

¿Qué se pretende?

Que ninguna mujer vaya a trabajar o a la escuela, que ninguna mujer atienda las labores en su casa, que ninguna mujer cuide de nadie, que ninguna mujer consuma. La idea es que con estas acciones se hagan visibles todas esas tareas que no son reconocidas pero sí indispensables para que el mundo funcione. Se trata de tomar consciencia del valor de las mujeres.

“Si las mujeres no valemos nada para México, que México se quede sin lo que producimos y sin lo que consumimos”.

¿Cuánto va a costar?

Según una proyección basada en datos del Inegi, las mujeres representan el 40% de la fuerza laboral nacional, 77% de la fuerza laboral doméstica no remunerada y 54% de la carga total del trabajo.

Con esas cifras, el trabajo de las mujeres en México vale casi 26 mil millones de pesos. Y si se suma lo que no se paga, la cifra aumenta a más de 37 mil millones de pesos.

Y ni hablar del consumo, según el diario El Economista, si las mujeres dejamos de gastar, en ropa y calzado se pierde el 50% del total de las ventas; en educación y ocio se pierde el 49%, y el 55% en el mercado del cuidado de la salud.

Controversias

Dentro del movimiento feminista existen distintas posturas con puntos de encuentro y diferencias. Las próximas protestas y el paro no son la excepción de los desacuerdos y una de las críticas que más prevalece es la de si hacer paro es un privilegio, una afrenta o una acción inútil.

Vale la pena poner atención a las voces que argumentan en favor de las posturas del privilegio y la afrenta. La primera habla de que no todas las mujeres tienen la oportunidad de faltar a sus trabajos porque pueden ser castigadas por ello o incluso perder el trabajo. Y no todas las mujeres pueden asumir las consecuencias que implica el desempleo.

Respecto a la postura de la afrenta, se ve al paro como una oportunidad para dejar las necesidades personales por las colectivas, es decir, apelar a un cambio a largo plazo. En estos términos, se apela a que la huelga es un derecho pero más que eso, una acción radical y revolucionaria que no necesita del permiso del patrón, sino, al contrario, lo desafía.

Además de ello muchos internautas apelan al movimiento argumentando que la mayoría de las víctimas de homicidios en México son hombres, sin embargo lo que se analiza es que las causas de muerte son relacionados a la delincuencia, narcotráfico, riñas, etc. Mientras que los casos catalogados como feminicidios son causados por violencia relacionado a su género.

Referencia https://www.telehit.com/viral/paro-nacional-un-dia-sin-mujeres-que-es

Categorías: Blog

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *